hand-351277_1920

LA ARTROSIS es una enfermedad reumática que afecta a las articulaciones y es con diferencia la patología articular más frecuente e importante.

Ésta patología se caracteriza por la pérdida progresiva del cartílago de la articulación debido a su desgaste. El paso del tiempo, el uso, la edad… van favoreciendo a un mayor deterioro del cartílago y contribuyen a lesionarlo.

La artrosis es una enfermedad crónica; es decir, que dura toda la vida. Sin embargo, y aunque puede progresar con el paso del tiempo, con un tratamiento adecuado se puede controlar. Por ello, no necesariamente debe ocasionar dolor e invalidez en las personas que la padecen.

Cuando se desarrolla la artrosis, dicho cartílago pierde sus propiedades. Puede incluso llegar a desaparecer, haciendo que los extremos de ambos huesos rocen directamente, produciendo dolor. También puede ocurrir que la viscosidad del líquido sinovial disminuya, resultando menos efectivo. El hueso puede reaccionar, estimulándose el crecimiento lateral del mismo, y dando lugar a lo que en medicina se conoce como osteofito. Esto produce la típica deformación de las articulaciones y la aparición de nódulos (pequeños bultos que se pueden palpar, resultado de ese crecimiento anormal del hueso).

La osteoartritis es la forma más común de artritis. Causa dolor, inflamación y disminución de los movimientos en las articulaciones. Puede ocurrir en cualquier articulación pero, generalmente, suele afectar las manos, las rodillas, las caderas o la columna.

Causas

A día de hoy no se conocen con exactitud las causas que producen la artrosis, pero existen algunos factores de riesgo asociados a su aparición:

Edad: aumenta de forma exponencial a partir de los 50 años.

Sexo: afecta sobre todo a mujeres mayores de 50-55 años.

Genética: puede ser también una enfermedad hereditaria.

Actividad laboral: la repetición de los movimientos articulares puede llevar, a largo plazo, a la sobrecarga articular. Por eso, determinadas actividades laborales (peluqueras, albañiles, etc.), pueden provocar la aparición de artrosis.

Actividad física elevada: los deportistas de élite tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Menopausia: la disminución de los niveles de estrógenos que se produce con la llegada de la menopausia es uno de los factores de riesgo para su desarrollo.

Obesidad: no parece participar en el desarrollo de artrosis, pero sí que puede agravarla en determinadas articulaciones como las rodillas.

Traumatismos: fracturas y lesiones pueden ser un factor desencadenante.

Síntomas:

Dolor:Al principio de la enfermedad, el dolor suele aparecer al mover la articulación; pero cuando se ha instaurado completamente, el dolor suele aparecer con el reposo (por ello, a los pacientes que sufren artrosis desde hace mucho tiempo les suele doler más por las mañanas, durante los primeros minutos en los que deben mover las articulaciones tras la inactividad nocturna).

Crujidos: suelen aparecer tras un rato de descanso. Al mover la articulación, esta parece estar rígida, como si le faltara lubricación. Se debe al roce de los extremos de los huesos y puede ser otro síntoma de la artrosis.

Deformación: el crecimiento lateral de los huesos, al reaccionar por la degeneración del cartílago, produce deformidad en la articulación, que se agranda y se hace más ancha. En las manos es muy frecuente la aparición de los nódulos.

Inflamación y edemas: pueden aparecer procesos inflamatorios y acúmulos de líquido alrededor de la articulación dañada.

Rigidez: tras períodos de inactividad, la articulación se puede mostrar rígida, necesitando del paso de minutos para recuperar su movimiento natural. Esto es frecuente sobre todo por las mañanas.

 

Productos recomendados*:

Captura de pantalla 2016-07-15 a las 16.54.30ERGYPHYTUM 250 ML NUTERGIA: Ergyphytum es un complejo compuesto por plantas, reconocidas por su acción, a nivel osteo articular, muscular así como a nivel de drenaje. Completan esta
formula unos oligoelementos de origen marino y arcilloso,
dentro de los cuales el manganeso, que contribuye en la formación de tejidos conjuntivos en el cartílago y protege las células contra el stress oxidativo.

 

Captura de pantalla 2016-07-15 a las 16.55.20COLAGENO FORTE 300 CAP. DOUGLAS: Las cápsulas de Colágeno    Forte contienen cantidades significativas de vitamina C, L-lisina y L-prolina, sustancias que favorecen la síntesis del colágeno. La vitamina C (ácido ascórbico) tiene diversas funciones biológicas. Ante todo, es esencial para la síntesis de colágeno y los glicosaminoglicanos, los materiales de construcción de todos los tejidos conectivos, como la piel, los vasos sanguíneos, los tendones, los cartílagos articulares y los huesos.

 

* Consultar SIEMPRE con un profesional de la salud.

 

Share This